La experiencia de comprar café en una tienda Nespresso

Nespresso (by Joe Shlabotnik)

Hoy he experimentado una experiencia que nunca antes había sentido en una tienda. Mi madre, suele tomar café Nespresso (estas máquinas de hacer café que el café viene en unas pastillas de aluminio) y hoy me pidió que le comprase estas “pastillas” de café en la tienda de Nespresso en centro de Sevilla. Yo no sabía ni donde estaba, pero sabía que estaba en la Plaza del Ayuntamiento. Cuando entras, hay una mujer que te abre la puerta, ahí empecé a notar que me estaban vendiendo algo más que una simple máquina de hacer café y sus pastillas. Me recibió con: buenas tardes! Al entrar y ver la impresionante tienda que había montada con un diseño impecable (para mi gusto claro) y una gran limpieza. Me recibió una señorita y me dijo que si podía pasar al final de la tienda, a la tercera mesa. Cuando me planté en el sitio que me dijo la dependienta me quedé impactado por la cantidad de gente que trabajaba allí para vender café! Conté unas 12 personas y había una puerta en la que entraban algunas dependientas, creo que era un almacén. Conté también unas 20 cámaras de seguridad. A veces pensaba que me encontraba comprando algo de muchos millones y no, me encontraba comprando unas simples pastillas de café. La dependienta me atendió con una amabilidad inusitada, siempre atenta y me preguntó que si quería probar un café, todo un detalle. Al salir de la tienda, la misma persona del principio me abrió la puerta y me dijo: caballero, que pase usted una feliz tarde.

¿Y con esto que quiero decir? Pues quiero decir que pese a que creo (si no es así decírmelo) que el café Nespresso es de más caros del mercado, la forma de venderlo, la innovación en las forma de hacer tu café en tu casa de una forma “peculiar”, el trato hacia el cliente y sobre todo que la tienda o boutique sea como el templo del café hacen que de una materia tan antigua como el café salga un producto novedoso y sobre todo una marca líder en su sector, que reporta unos beneficios a su empresa matriz, Nestlé.

Anuncios

Inversión, gasto y Real Madrid

Desde hace unas semanas hay bastante revuelo por parte de muchas personas, tanto del mundo del fútbol como de otros mundos, sobre si el fútbol a llegado a un nivel demasiado elevado en cuanto al dinero que se usa para la contratación de jugadores.

Mi opinión, el fútbol,como otro mercado, se mueve por la oferta y la demanda. Parto de ahí. Un club de fútbol es una empresa, tiene empleados, genera dinero, impuestos, piden créditos, gastan, invierten y generan ilusión al igual que muchas empresas. Para mi que el Real Madrid pague por Cristiano Ronaldo 94 millones de € es una inversión que si todo sale bien(en una inversión siempre hay un riesgo) el Madrid amortizará en X años mediante publicidad.

Esto es así. Es una inversión. El problema más serio es si es ético gastase esta cantidad de dinero por un jugador. Ahí es donde puede haber mayor o menor debate. A mi modo de ver, Cristiano y el mundo del fútbol en general generan una cantidad de ilusión en muchos casos la gente olvida los problemas cotidianos de la vida y eso, yo, lo veo bueno. En la antigua Roma se usaba la frase “pan y circo” para contentar a la plebe. Hoy en día pasa lo mismo. ¿Es bueno? ¿malo?.

Consejos de Beatriz Padín

En el último libro que acabo de terminar, Así es Amancio Ortega, el hombre que creó Zara, existen muchas recomendaciones para leerlo. Un buen libro para conocer un poco mejor y profudamente el mundo Zara a través de su creador. Casi al final del libro, la escritora Covadonga O´Shea le pregunta a la responsable de Zara Woman, Beatriz Padín, que le enumere las fórmulas del buen gobierno aprendidas por Amancio Ortega. Estos son los puntos:

  • Es preciso utilizar al lógica para decidir.
  • Hay que ser objetivo con las personas e intentar ponerse siempre en su lugar.
  • Dirigir no es un título. Se trata de enseñar, pero yendo por delante, ayudando.
  • Si vas a juzgar algo de forma negativa, tienes que dar una solución.
  • Siempre hay que hablar en plural al referirse al trabajo; nunca decir <Esto lo he hecho yo>
  • Conviene fijarse en lo pequeño. Hay que vivir con los ojos y los oídos muy abiertos.
  • Hay que tratar a los proveedores con mucho respeto.
  • Todo lo que nos rodea es competencia. No se debe subestimar a nadie, porque empresas muy grandes han caído.
  • Hay que tomar decisiones ágiles para que no sufra el corazón del negocio. No se puede fallar.

10 acciones liberales

Ultimamente estoy pensando mucho en el liberalismo, tanto clásico como el Neoliberalismo más moderno. Vía Liberalismo.org enumero 10 acciones liberales:

1) Reducir las funciones del Estado a las propias: seguridad, justicia e infraestructura.

2) disminuir el gasto público y orientarlo a una profunda reforma en esas tres actividades.

3) pagar entera la deuda estatal, y no pedir más préstamos.

4) unificar, simplificar y reducir todos los tributos, rebajando la recaudación para permitir la formación de capital y la creación de riqueza y reducir la pobreza.

5) privatizar la economía pero también la educación, la medicina, jubilaciones y pensiones, etc., para incrementar la calidad y cantidad de su oferta.

6) con cupones para la demanda de los más pobres, en la transición.

7) Liberar los precios de todos los bienes y factores, incluso los sueldos y salarios, intereses y tipo de cambio.

8 ) eliminar toda restricción al comercio exterior.

9) en todos los sectores: complementar las privatizaciones con desregulaciones, a fin de traer competencia.

10) y alentar así los ahorros y toda clase de inversión.

Futuro de la dirección estratégica

Muy bueno este post de Santi García, donde se dan unas ideas de lo que se presupone que será el futuro de la dirección estratégica.

  1. Del entorno sólo podemos esperar más cambios y más complejidad.
  2. La orientación al cliente, la tecnología, las personas y la comunicación tomarán un papel relevante dentro de la estrategia.
  3. El éxito de una empresa dependerá de que defina una estrategia clara, planifique adecuadamente, disponga de propuestas de valor diferenciadas pero, sobre todo, de cómo ejecute esa estrategia.
  4. Es de prever una tendencia hacia una mayor descentralización de las organizaciones.
  5. También proliferarán sistemas de gestión más complejos, más completos aunque no necesariamente más complicados.
  6. Los directivos deberán dedicar más tiempo al pensamiento estratégico, pero también a la “ejecución estratégica”.
  7. La gestión de las barreras al despliegue, alineamiento y seguimiento de la estrategia se convertirá en una prioridad.
  8. Equipos de dirección efectivos, un liderazgo inspirador y participativo y la gestión eficiente del talento serán otras de las claves de la dirección estratégica en los próximos años.
  9. La retroalimentación de la estrategia será también crucial para conservar el rumbo en un entorno incierto y dinámico.
  10. Finalmente, las organizaciones que no sean capaces de adaptarse a su entorno acabarán desapareciendo.

Aunque hay mucho de que hablar en estas 10 ideas, destacaría la 2. La orientación al cliente lo es todo, el consumidor manda y paga. Las empresas tienen que satisfacer sus necesidades y más cuando cada día hay más empresas de servicios. La tecnología, ¿qué decir de esto? quien más y quien menos ha tenido un contacto con los ordenadores, sabe que de aquí a muy pocos años el que no sepa manejar un ordenaror, un paquete de office y cuatro tonterias más no encontrará nada.

¿Quién se ha llevado mi queso?


Acabo de terminar de leer este pequeño pero gran librito. La verdad que me ha gustado, pero os tengo que ser sinceros y es que gran mayoría de lo que esta escrito en ese libro ya lo había leido antes. He sacado la conclusión de que hay que estar preparado para el cambio, sea bueno o malo, pero siempre preparado para la batalla.

Si tienes poca idea de economía(no es que yo tenga mucha, es más tengo la necesiria para miedad), formas parte de alguna empresa familiar y tienes un rato para leer hechalé un vistazo.

El libro es barato y en menos de 2 horas te lo lees, aunque seas lento leyendo. Aunque si lo prefieres puedes leer online, aqui.