Educación universitaria en Finlandia.

 

Después de más de un mes por esta verde y fría ciudad llamada Jyväskylä, creo que ya era hora de dar mi punto de vista sobre la educación. Un punto de vista de tan solo un mes y poco. Empecemos por el principio y hablando sobre los finlandeses. Ellos entran en la Universidad entre los 18 y los 19 años. Los hombres tienen que hacer el servicio militar y la mujeres tengo entendido que no (no he podido confirmar esto todavía).

En Finlandia hay dos tipos de universidades, están las Universidades y las Politécnicas. Cualquiera diría que en las politécnicas no se estudia otra cosa que no sea ingeniería, pues no es así, yo estudio International Business en una politécnica. Y tengo amigos que estudian en la Universidad. No me preguntéis que diferencia hay porque a día de hoy no lo sé. El nivel en las dos, por lo que me cuentan los amigos, es parecido.

En mi facultad funciona el sistema de “lectures”, basicamente se da una clase magistral a la semana y a partir de ahí te mandan deberes y proyectos. Estos proyectos suelen ser en pareja o individuales. Aparte suele haber una presentación en clase y un examen, esto último no siempre.

Nivel educativo.

Mi opinión esta un poco sesgada ya que este cuatrimestre tengo 3 asignaturas de inglés como tal. English Conversation, Business English and Presentation e Improve your English. Las demás son Global Merger, Business Cultures, International Marketing y Asia as a Market, estas dos últimas no las he empezado todavía. Por ahora ninguna sigue el método que he seguido estos años pasado en la USevilla, muchas clases a la semana, poco homework, quizás un trabajo en grupo y un gran examen a final del curso.

La evaluación en la universidad consta de: ir a clase, hacer el homework por la web, presentaciones, algún proyecto y quizás, no todas las asignaturas, un examen a final del curso. ¿Me parece mejor este sistema? La verdad que todavía no sé si es mejor este sistema o no. Sinceramente, me gusta estudiar y llevar las cosas al día y aquí es un lugar maravilloso para hacerlo. Aunque aquí la rutina de ir a clase todos los días a la semana no se nota mucho. Por ejemplo, hoy me han puesto una presentación final para el próximo 1 de Noviembre, pero no tengo más clases de esas asignatura, ahora yo tengo que buscarme las “habichuelas” y sacar adelante el trabajo. En la US, quizás, te dirían que tienes que hacer un trabajo y seguir yendo a clase.

Las clases son más dinámicas, y esto si me gusta de este sistema. El profesor esta encima tuya, pregunta, explica, resuelve. Todavía no he tenido a ningún profesor que venga y nos cuente un “rollo macabeo” y se vaya. En la US lo he sufrido mucho.

Suspender parece que no es nada fácil, las puntuaciones van de 0 a 5 y con un 1 ya es aprobado. Según me han dicho varios fineses sacar un 1 es muy triste, incluso un 3, lo normal es aspirar al 4 y 5. Para ser mi primer año y primeras asignaturas en inglés aspiro a aprobar, pero si puedo sacar buenas notas…mejor que mejor 😉

Es normal trabajar y estudiar.

He conocido a muchas niñas en estas semanas y todas aparte de estudiar tienen un trabajo a tiempo parcial, unas 12 horas semanales. Aquí la universidad es gratuita y si te vas de tu ciudad natal a otra para estudiar el Estado te paga, da igual la renta de tus padres, 420€ al mes. Muchos jóvenes se buscan un trabajo a media jornada(con tan pocas horas de clase es sencillo) y sacan un poco de dinero para terminar de vivir sin tener que pedir mucho dinero a sus padres.

Estas son mis ideas a día de hoy, quizás a principios de Diciembre que es cuando termino el primer cuatrimestre pueda sacar conclusiones más positivas, sobre todo comparadas con mi experiencia en España.

Conclusión: cada sistema educativo, US vs “vivido en Finlandia”, tiene sus pros y sus contras. Por ahora tengo nostalgia de tener más clases y esa rutina de ir de lunes a viernes a clase para escuchar varios profesores, la mayoría, cansado de enseñar soltando el rollo.

Si tenéis alguna pregunta, ask me! 😉

El mayor monopolio que jamás he visto: Alko

Hoy se cumplen 23 días desde que estoy en Jyväkylä, ciudad en el centro de Finlandia. En estos escasos 23 días he podido hablar y conocer a varios finlandeses/as y poder hablar con ellos sobre su país.

Al 2º día de estar aquí fui al supermercado a comprar y me di cuenta de una de las cosas que más me han chocado, un shock cultural. Y es el tema de solo poder comprar alcohol en una tienda, llamada Alko, y que pertenece al Gobierno finlandés. La cerveza la puedes comprar en el supermercado, igual que pasa en España. Pero si por ejemplo quieres una botella de vino, ¡ay amigo! tienes que pasar por la tienda del Estado para poder comprarla. Alko, sin lugar a duda es un monopolio enorme.

¿Qué piensan los fineses de todo esto? De las 4 personas a las que he podido preguntar, todos me dicen que es un monopolio pero que lo hacen para que la gente no se vuelva más alcohólica, aquí tienen un “gran problema” con el alcohol. Todo el mundo me lo dice y yo lo he podido ver. En alguna plaza hay algún que otro borracho. Sales por la noche y hay gente borracha. Aquí beben y se emborrachan porque es cultura. Sin embargo, en España, por ejemplo, yo lo veo más social. La gente no sale para emborracharse.

Entonces, ellos dicen que el control del Estado es por temás sociales del alcoholismos, pero, ¿cuanta gente muere por alcoholismo? En Finlandia, entre hombres, el alcohol es la principal causa de muerte. Los datos más actuales que he podido encontrar son del 2008 y se situan así:

(via)

Según estos datos, en 2008 murieron 1.674 hombres por alcohol.

Ahora, lo compararé con España, en la que mueren al año más de 13.000 personas(no he podido encontrar datos oficiales del INE porque no los encuentro en su “estupenda web”). Solo esta noticia con el dato. La comparación no es muy real, ya que España tiene cerca de 9 veces más población.

En España yo veo borrachos, igual que los veo aquí e igual que pasa en muchos países del mundo.

Para mi, llevando 23 días en este país, y sobre el monopolio de Alko es simplemente que el Estado quiere tener los impuestos del alcohol controlados, simplemente esa es la razón por la que en Finlandia no hay libertad en la venta de alcohol. En Mayo volveré a escribir y veré si mi opinión cambia o no.

Web Alko